Había muchas ganas de tocar pared y escalar tras varias semanas de mal tiempo.

Día fresco, se ha agradecido las paredes al sol de Castellet, en Castellón. Un buen grupo.

¡lo hemos pasado muy bien!