Pensábamos ser dos gatos, pero a pesar del puente nos hemos juntado un buen grupo este fin de semana para escalar en Montesa.

Día de sol, y también viento, que no ha impedido exprimir la jornada y no parar de escalar, y rematar como ya es costumbre, con comida en exterior tipo picnic acabando con galguerias, espirituosos y muchas risas, hip, hip, hurra!