No suelo tener mucho éxito en mis propuestas de excursiones, parece ser que la mayoría...

No suelo tener mucho éxito en mis propuestas de excursiones, parece ser que la mayoría de las chicas no comparten mis gustos y eso hace que no me entusiasme demasiado por hacer propuestas. En esta ocasión y apoyado por mis queridísimos compañeros de la Colla de Senderos me atreví a proponer una excursión, a mi parecer diferente, bonita, simpática que tiene un puntito de dificultad técnica pero que produce mucha solidaridad entre los participantes porque nos necesitamos, nos ayudamos y nos apoyamos, los mas “sobrados” estamos encantados de poder ayudar a los mas necesitados y los mas necesitados vemos como los mas “sobrados” se esfuerzan en ayudarnos, el grupo al que no les gustan mis propuestas, se quedaron en tierra firme y no nos acompañaron. Por el contrario comprobé con ilusión que los que fueron si que disfrutaron porque es un recorrido diferente y une mucho. Acabamos con una paellita o similar en el bar de pueblo.

Como fallo quiero destacar que fue demasiado corta porque nos faltó acercarnos al Garbí desde la coronación, este tramo y el ratito de relax en la cima hubieran supuesto la horita que nos faltó, la próxima vez será.

Gracias a los que me acompañaron y hasta la próxima.