Los Organos de Benitandus

Los Órganos de Benitandus son unas formaciones rocosas espectaculares y fueron la excusa para ir...

Los Órganos de Benitandus son unas formaciones rocosas espectaculares y fueron la excusa para ir de nuevo a la sierra de Espadán. Salimos de Suera después de un nutrido almuerzo y la senda de la umbría de Pedralba nos entretuvo entre una espesa y revuelta maraña de plantas un buen rato; la font del Porc con la pequeña cueva que recoge apenas agua es el lugar más selvático y allí nos esperaron los más avanzados a los que nos entretuvimos con las vistas de castillo de Mauz, el alcornoque de mayor tamaño del término con más y más fotos. El paso a la ladera de solana desveló la sierra más conocida con el pico Espadán, Alt del Aljub y Bellota y por fin los Órganos y la senda que por su parte más alta los recorre. Pequeñas trampas en el camino que a veces desaparecía y las lianas que se empeñaban en retenernos en él, hicieron ameno el itinerario que si no es cómodo es espectacular por las paredes de areniscas que terminan en profundos precipicios; allí colgados permanecimos desplazándonos hasta el último bloque rocoso encima del pueblo de Benitandús. Sol y una de las mejores vistas de montaña hicieron una delicia el momento de la comida. Para el regreso al pueblo, tomamos un sendero que desconocíamos en parte y tras alguna duda razonable llegamos al punto de partida  con el tiempo más que suficiente para cervezas, cafés con leche, y refrescos.