Hoy hemos participado en la actividad organizada por el Club Alpino El Rincón y la FEMECV, el Día Internacional de las Montañas, este año con el tema El turismo sostenible en las montañas, sin duda un día a celebrar, tenemos que ser capaces de inculcar, no sólo a la gente que no conoce las montañas, sino también a quien las conoce, el placer de disfrutar nuestras montañas, de conocer sus rincones, sus historias o las nuestras, salir a la montaña no sólo es salir a andar, es mucho más, es disfrutar de paisajes, de rincones, del sonido de la naturaleza, de la compañía de los amigos, es difícil enumerar tantas cosas que nos dan las montañas.

Pero también es importante que cuando nos vayamos de ellas, sólo dejemos la huella de nuestras botas en la tierra, nos tenemos que llevar con nosotros todo lo que hemos traído con nosotros y no llevarnos nada más, intentar que nuestra impacto sea el menor posible en ellas, después del confinamiento, pudimos comprobar como había crecido la vegetación, como se habían regenerado las zonas a las que vamos, fue un espectáculo.

Tenemos que ser capaces de inculcar a las personas que han llegado ahora a las montañas, a disfrutar de ellas como lo hacemos nosotros, si lo conseguimos las montañas serán más felices, o eso espero.

Puebla de San Miguel: El nombre del topónimo, “Puebla”, hace pensar que su fundación fue posterior a la conquista cristiana de estos lugar a comienzos del siglo XIII (1210), por Pedro II de Aragón, aunque existen restos de poblamiento prehistórico -Edad del Bronce y cultura Ibérica- en las inmediaciones de la loma de Valluenga.​ Perteneció en principio al señorío de la corona aragonesa, aunque formando parte de la Encomienda de Montesa.​ Más tarde, pasó a Miguel Rico, quien la vendió por una cantidad bastante elevada.
Fuente: Wikipedia

Parc Natural de la Puebla de San Miguel: El Parque Natural de la Puebla de San Miguel declarado el 25 de mayo de 2007 se asienta sobre las estribaciones occidentales de la Sierra de Javalambre dentro de la comarca del Rincón de Ademuz, ocupando la totalidad del término municipal de Puebla de San Miguel. En él encontramos el Alto de las Barracas que con sus 1.838 metros constituye la cumbre de la Comunidad Valenciana.

Dentro de sus 6.390 ha de superficie destacan elementos naturales de incalculable valor tanto ambiental como paisajístico: poblaciones de sabina albar, sabina rastrera, pino albar, tejos… El alto grado de conservación de este espacio es fruto de la gestión llevada a cabo por los habitantes del municipio durante siglos. Muestra de ello es el rico y variado patrimonio etnográfico y cultural existente a lo largo de todo el territorio.
Fuente: Parc Natural de la Puebla de San Miguel

La ruta que hemos hecho hoy, ha sido un ruta fácil, apenas 5 km, pero hemos podido disfrutar de un recorrido entre sabinas, algunas de ellas catalogadas como árboles monumentales, sin duda un espectáculo, sobre todo porque en la ruta nos ha acompañado una persona del parque, que si duda se conoce el entorno y disfruta mucho contándonos todo que hay en el itinerario.

Sabinas: Los bosques de sabina albar (Juniperus thurifera) forman uno de los hábitats más singulares de los que aparecen en el ámbito del parque. De especial interés es la presencia de ejemplares de gran longevidad, llegando algunos hasta casi los 1.000 años, conformando unos de los mejores grupos de estos ejemplares a escala mundial.
Fuente: Parc Natural de la Puebla de San Miguel