Comenzamos esta excursión en el coll del Portell donde dejamos los coches. El recorrido fue...
Comenzamos esta excursión en el coll del Portell donde dejamos los coches. El recorrido fue circular para llegar a este lugar después de caminar por un cordal que en dirección hacia el mar culmina con el Maigmó, cumbre colosal que impresiona desde el comienzo de la ruta. Desde una zona de pinar donde visitamos el Pou del Carrascalet donde se recogían las nieves de los alrededores, pasamos a una amplia carena divisando a derecha e izquierda algunas cimas conocidas por nosotros. Hacia el sur la Silla del Cid con su silueta inconfundible y hacia el NE la Penya Mijgorn que se alza desde Xixona. Los campos roturados iban apareciendo en los valles sobre las tierras blancas y las laderas que no han perdido los espesos pinares. Dejamos después de un largo trayecto el Alt del Guisop y continuamos hasta una caseta forestal. Sólo nos separaba del Maigmó, el Maigmonet, cumbre modesta pero de gran belleza al que se accede por un panorámico sendero. Sólo quedaba descender de forma brusca hasta el collado d’Exau que conecta con el increíble inicio de ascensión al Maigmó. Una serie de ayudas como cadenas, cables y grapas facilitan el acceso a la cima por una ladera muy vertical. El recorrido va sorteando  los resaltes que se suceden hasta la misma cumbre. Ejem…
El regreso fue tranquilo por amplios caminos menos el ultimo tramo que lo hicimos por una senda que nos dejó directamente en el collado donde iniciamos la marcha.