Hacía mucho que no íbamos al Tallat Roig, como siempre un placer y más con la...
Hacía mucho que no íbamos al Tallat Roig, como siempre un placer y más con la compañía.