Artana, Coves del Tinenc i del Tronc

Artana: Los primeros vestigios de población los encontramos en el mesolítico. Son útiles que se diferencian de los restos de otros lugares por ser una industria bastante tosca y con un gran porcentaje de materiales autóctonos, hacen pensar en una cultura mucho más arcaica por el aislamiento del valle.

El neolítico, el bronce, así como los íberos y los romanos también están representados por diversos restos encontrados, pero sobre todo fueron los árabes quienes dejaron una señal cultural más grande. Los poblados y restos de hierro localizados en la Solana, l’Artiga, montaña del Pinar, el Racó, Aigüesvives, la Marjaleta, Canals, etc., demuestran el grado de población y la actividad económica de aquella gente.
Fuente: WikipediA

Coves del Tinent i del Tronc: El tercer foco cultural del Eneolítico en Artana, lo hallamos en torno a la Cova El Tronc y La Cova d’El Tinent, sitas todas ellas en la partida de La Serra, espléndida atalaya abierta al Este, por la que Artana divisa el mar y desde la que el término municipal desciende lentamente, secano a secano, desde las alturas de La Penya Migdia hasta La Plana Baixa.
Fuente: APUNTES PARA LA ELABORACIÓN DEL MAPA PREHISTÓRICO DE ARTANA del Dr. Joan Llidó i Herrero. Universitat “Jaume I”. Castelló.