Remarcando el GR 37 en la rambla de Ahillas

GR 37, Tere y Guillermo

Sendero GR 37, Vías Pecuarias – La Serranía
Premios FEMECV 2022
POR MÉRITOS DEPORTIVOS
Reconocimiento a diferentes deportistas, entidades y Clubs por proyectos:
Teresa Casquel y Guillermo Fau, promotores del GR 37 Vías Pecuarias – La Serranía
Por su trabajo de recuperación de las vías pecuarias de la Serranía, sendero creado en el año 2000 por Tere y Guillermo, en aquel momento, socios del Centro Excursionista de València y ahora de la Societat Excursionista de València, miembros de la Colla de senders en ambas entidades, el sendero se ha consolidado como un motor del desarrollo rural de los pueblos de la Serranía Alta.

Federació d’Esports de Muntanya i Escalada de la Comunitat Valenciana

TERESA CASQUEL Y GUILLERMO FAU GALARDONADOS POR LA FEMECV.
Diciembre de 2022
Rafael Cebrián y Palmira Calvo

Portada de la Topoguía del GR 37

El pasado 16 de diciembre la Federació Valenciana d´Esports de Muntanya i escalada de la Comunitat Valenciana (FEMECV), ha celebrado en Xàbia la Gala Anual en la que premia y distingue a logros deportivos, sociales y ambientales. Nuestros estimados socios, Teresa Casquel y Guillermo Fau, viejos amigos con quienes tantas excursiones, proyectos e ilusiones hemos compartido, han recibido la merecida distinción como autores del GR 37 Vías Pecuarias. La Serranía, creado en el año 2000. Un oportuno y merecido reconocimiento a una labor de años por el excursionismo cultural en la comarca de La Serranía, un sendero de gran recorrido por los paisajes naturales y humanos de la Valencia Interior, diseñado y marcado por Teresa y Guillermo, siguiendo el desvanecido rastro del trasiego de los rebaños trashumantes que antaño animaron con su vivacidad las hoy solitarias y silenciosas montañas.

Remarcando el GR 37 en la rambla de Ahillas

El libro, GR 37 Vías Pecuarias. La Serranía. Texto de Teresa Casquel, fotografías y colaboración de Guillermo Fau. Edición: Centro Excursionista de Valencia. Año 2003. Reúne en cuidados textos, planos y fotografías, la descripción de las cinco etapas que totalizan 65 kilómetros de un recorrido circular de unión con los municipios de Titaguas, Aras de los Olmos, la Yesa y Alpuente, a través de la trama de los viejos caminos ganaderos. Paisajes singulares de la Valencia despoblada en los que se inscribe, en el silencio de los abiertos espacios, la huella milenaria de las sociedades tradicionales. Un legado cultural vivido paso a paso por Teresa y Guillermo y felizmente vertido en las páginas de esta guía escrita con respeto y sentimiento por el territorio, a su variada geografía, medio natural, historia y afectivamente cercana a las gentes unidas a su localidad y a la memoria del mundo pastoril.

En los momentos actuales en los que el despoblamiento de las comarcas interiores anuncia la desertización humana de amplios territorios, no hay duda en valorar el senderismo como una respetuosa propuesta y un recurso, junto a otras alternativas, que eviten o palien el éxodo campesino en busca de oportunidades personales que les son negadas en su terruño. Y, en otro sentido, las vías pecuarias vertebrando una ruta senderista en la comarca, es una estimable valoración patrimonial de la trashumancia, de lo que antaño fueron ejes económicos importantes en la montaña mediterránea y que hoy, perdida su función, como todo aquello que ha dejado de ser rentable, se abandona y se pierde en la niebla de la indiferencia y el olvido.

Guillermo repintando el GR 37 entre La Yesa y Alpuente

Dos libros de Teresa y Guillermo siguieron al que nos ocupa: Caminos de Trashumancia, 1 y 2. Edición: Centro Excursionista de Valencia. Año 2006. Libros que, junto a la guía del sendero, nos dan a conocer paso a paso y bajo la mirada e ideario excursionista, como la mejor forma de intimar con la madre tierra, un legado necesitado de rescate patrimonial depositado en los siempre sugerentes y adustos paisajes. Al paso del tiempo, estos libros que enriquecen nuestra bibliografía excursionista, siguen siendo una invitación a recorrer los caminos del ayer, a seguir con sus páginas la huella de las sociedades que nos precedieron, compartiendo con Teresa y Guillermo el sentimiento íntimo de aquellos lugares, para volver a ellos, cuando los montes azules ya en la lejanía del tiempo, sean un recuerdo imborrable para los amantes de las montañas.

Rafael Cebrián y Palmira Calvo

Tere en otra de sus facetas, enseñándonos la historia del Castillo del Pollo

El divendres 16 del present mes els nostres amics Tere i Guillermo reberen un merescut homenatge per part de la FEMECV. Homenatge al que la familia de la Societat Excursionista de València, sens dubte, ens unim.

Teresa i Guillermo han sabut recollir, en les poques pàgines del seu llibre “GR 37, La Serrania Vias pecuarias”, l’història, tradicions, paisatges, cultura i sobretot amor, l’amor per la comarca dels Serrans, que no per estar allunyada ens és aliena, els nostres amics han recuperat per a les generacions que ens transcendiran allò que tenia un greu perill d’extinció.

La subtil ploma de Teresa, amb la sensibilitat, tendresa, perspicacia i minuciositat, farcida amb eixa gran estima per la Natura que sempre l’ha acompanyada, descriu cada indret d’esta comarca condensat-los en un agradable passeig pel seu GR 37.

La mirada profesional de Guillermo, sempre atent, ha deixat una minuciosa empremta il·lustrant amb fotografíes cada trosset del nostre territori.

Quan caminem la Colla de Senders per estos paisatges ens contagiem de la dedicació, amor i respecte per la Natura dels nostres amics, ens fonem en la Serrania i allí trobem a Tere investigant cada mas, cada floreta, cada ermita, cada rierol, cada poble, cada muntanya i per damunt de tot cada persona i, com no podía ser d’altra manera, Guillermo plasmant amb la seua càmera totes eixes experiències.

El món senderista estarà sempre en deute amb vosaltres. La Natura també.

Gràcies amics, seguirem fidelment les vostres petjades.

Emili Barberà

Tenemos la suerte de poder contar entre nuestros soci@s y amig@s a dos personas como Tere y Guillermo, que han sido galardonados con el premio que otorga la FEMECV en en esta año 2022 Por Méritos Propios, el motivo del premio es la labor que han hecho en la divulgación del sendero GR 37 Vías Pecuarias – La Serranía, sólo ellos saben lo que les costó hacer realidad ese sendero, bueno, algo sabemos también sus amigos, pero ni comparado con el trabajo de ellos, primero de investigación, no se trataba sólo de hacer un sendero homologado, tenía que tener un sentido, el sentido las Vías Pecuarias, luego el trabajo de campo para buscar los caminos, con la ayuda de gente de la zona consiguieron encontrarlo, luego marcarlo y además el mantenerlo, sin duda un trabajo más que encomiable.
Además fueron capaces de editar la topoguía del GR 37, algunos la tenemos más que desgastada.

José Luis