Íbamos a Montanejos, buscando sombra y baño, y nos encontramos un festival de música y muuuucha gente, así que cambio rápido y aparecimos en Jérica, y ¡a escalar!