De nuevo este fin de semana pasado daban altas temperaturas para el domingo. Manolo propuso una ruta entre Teresa y Ríos de Abajo (antes Ventas de Bejís), para que el trayecto junto al río hiciera la caminata más agradable. Sólo necesitaba hacerla circular y así aprovechar el momento más fresco del día para hacer la primera mitad de la ruta. Así que con esos condicionantes le echamos una pensada y esto fue lo que salió.

Quedamos como siempre a las 9:00 ya en el punto de encuentro en Teresa en un zona de aparcamiento en batería junto a la carretera en el acceso a la zona de baño del Molino del Batán. Esta vez fuimos 13 los osados senderistas que nos atrevimos a retar a las condiciones meteorológicas.

Arrancamos la actividad callejeando dirección Este por las calles de Teresa para dirigirnos hacia la Iglesia de la Virgen de la Esperanza.

Rodeamos la iglesia por izquierda subiendo un tramo de escaleras de lo más accesible.

Nos dirigimos al lavadero del pueblo de Teresa junto a la acequia de la Dehesa donde hacer la primera parada para tomar el almuerzo. La acequia de la Dehesa se abre tradicionalmente el día de San Isidro para regar todas las calles del pueblo y celebra el momento en que se canalizó el agua hacia el pueblo (mola que nos acompañen lugareños para saber estas cositas).

Ya con las pilas cargadas seguimos las indicaciones del PR-CV-63.2 en dirección a Torás.

Por pista nos dirigimos en primer lugar hacia el depósito de agua del pueblo y tras superarlo se convierte en senda introducida por unos escalones.

La senda asciende suavemente por la solana de la Loma de la Dehesa que da nombre a la acequia.

Llegando a la divisoria, la senda conecta con el camino a Torás.

Continuaremos por la pista que discurre por la umbría de la Loma de la Dehesa en dirección W a Torás.

Dejamos a nuestra izquierda el desvío hacia La Palanca por sendero PR-CV-467 que pasa por una zona de trincheras cuya visita postponemos para otra ocasión.

A ratos la pista nos sorprende con una agradable sombra que acompañada de la brisa del W se agradece de verdad.

De repente ya tenemos a la vista el Pico de Peñascabia.

Giramos en dirección SW para dirigirnos hacia el cruce del camino del Franco que conecta con la carretera entre Teresa y Ríos de Abajo.

Dejamos el desvío a la izquierda para girar en dirección N donde comienza el ratito de aventura de la jornada. Se trata de bajar por un tramo sin senda oficial del que se desconoce cómo de transitable es.

Por suerte, el barranco por el que bajamos está bastante limpio y no resulta complicado el descenso.

Nos salimos del barranco por un bancal abandonado mientras les comparto los recuerdos de juventud de aquel año en que decidimos hacer el GR7 desde el apeadero de Torás hasta Benagéber (hace la friolera de 34 años).

A continuación conectamos con una pista que, cruzando el camino que circunvala el Cerro de las Ventas, nos conduce hacia Ríos de Abajo mientras a nuestra derecha ya se observa Bejís y el Peñascabia.

Ya en Ríos de Abajo aprovechamos para hidratarnos en la fuente que nos encontramos junto a una placita.

A continuación, llegamos a la carretera que viene de Teresa y la tomamos en dirección NW hacia Bejís para cruzar el río Palancia.

Apenas cruzamos el río giramos dirección SW hacia el Molino Viejo para cruzar un riachuelo por una alineación de piedras que nos conduce sobre una antigua acequia.

Ya nos encontramos de regreso hacia Teresa por una senda que comienza a ascender a media ladera por el Cerro del Molino a la sombra de un montón de pinos.

Seguimos hasta la divisoria en una zona ya menos vegetada.

Y a continuación iniciamos el descenso hacia el río Palancia.

Ya junto al río, seguiremos por su margen derecho sobre una acequia a tramos descubierta a la sombra de multitud de chopos y demás vegetación de ribera.

Seguiremos junto a esta acequia hasta el paraje conocido como la Fábrica de la Luz, donde hay un pequeño salto hidráulico.

Tras dejar a nuestra derecha el barranco que viene desde la umbría del Arco, seguimos en dirección a La Palanca.

Tras cruzar el camino que conduce a Jérica, tomamos una senda que discurre junto al río.

Esta senda presenta en algún tramo palés para salvar alguna zona inundada por la proximidad del río.

Finalmente llegamos a la zona de baño de la Fuente del Batán donde cruzamos el río.

Tras una pequeña rampa, regresamos de nuevo al punto de encuentro para recoger la comida y bajar a pegarnos un baño en el río.

Gracias por las fotos Agustín y Maite, y a la familia y amigos de Manolo por acompañarnos y contarnos los detalles de la zona.

Os dejamos el mapa de la zona con la ruta. Al final fueron casi 11 km y +/- 360m de desnivel. Ni tan mal.