Sarrión, trincheras y el Barranco de la Hoz

Este domingo nos hemos acercado a la población de Sarrión, en busca de un pedazo reciente de nuestra historia, aunque esté oculta por algunos.

Hemos visitado las posiciones de la 25 Compañía del batallón de la Agrupación de Infantería de Marina del Ferrol del ejército de Franco, aunque al parecer antes también estuvieron ocupadas por el ejército de La República, en varias de estas construcciones se conservan inscripciones que identifican a la unidad que las construyó, probablemente en octubre-noviembre de 1938: “25 Compañía de Zapadores (?) Sección, batallón nº 8 de la 25 División”.
Fuente: Gobierno de Aragón (Ruta Vestigios de la Guerra Civil y la Posguerra)

La idea era primero visitar el nido de ametralladoras situado en el Alto de la Muela, luego bajar al barranco de La Hoz y remontarlo para llegar a las posiciones en la zona del Corral de la Laguna, sin duda un recorrido sorprendente, incluso después de haberlo hecho apenas hace dos meses, el barranco estaba esplendido por el colorido y la humedad, además de poder visitar unas instalaciones de la Guerra Civil en buenas condiciones de conservación, a pesar de los años transcurridos y del abandono que han sufrido.

Fotos de Agustín y José Luis

Descripción de las posiciones defensivas de Sarrión

Fuente: Los carteles que hay instalados en las posiciones defensivas

Batalla de Sarrión

Sarrión dio lugar a dos de las más significativas batallas de tipo estático-defensivo de la Guerra Civil Española (1936-1939).

Por estar situado a caballo de la línea natural de penetración desde Aragón a Levante, carretera general Zaragoza-Teruel-Sagunto, constituye el vértice inferior del triángulo que forma con Mora de Rubielos y Rubielos de Mora, por el este, y con las posiciones defensivas en las estribaciones de la sierra de Javalambre, por el oeste.

Su importancia radica en su ocupación, como punto clave, para ambos bandos:

  • Primero para el ejército de la República que, como consecuencia de la última batalla de Teruel, ha dejado esta ciudad en manos del ejército de Franco y ha dado inicio a la ofensiva tanto sobre Castellón como sobre Valencia.
  • Segundo para el ejército de Franco que, como consecuencia de su frustrada ofensiva sobre Valencia, necesita ocupar este enclave estratégico.

Estos fueron los motivos que dieron lugar a las famosas Batallas de Sarrión, en las que se enfrentaron dos de las unidades más importantes de la guerra: el cuerpo del ejército de Castilla por parte de General Franco, al mando del teniente General J. Enrique Varela Iglesias y La Unidad Táctica Especial por parte del ejército de Levantes, al mando del General Menéndez.

El que las trincheras cambiaran de mano tantas veces y se dieran variaciones en las direcciones de ataque, implica que determinados elementos defensivos no fueran usados con los fines para los que fueron construidos, Así los restos que encontramos son el resultado de la construcción y utilización por parte de ambos bandos.

Nido de Ametralladoras

Enmarcada dentro del despliegue defensivo de Sarrión, esta obra pertenece a una compañía del batallón de la Agrupación de Infantería de Marina del Ferrol del ejército de Franco.

Estas construcciones constituían uno de los elementos clave de la defensa de la posición, debido a la potencia de fuego que proporcionaba y a su situación privilegiada. Esta, en concreto, está construida a base de hormigón con techumbre de troncos, cañizos y elementos naturales del terreno que permiten, a su vez, ocultarse del enemigo.

Emplazamiento táctico

Su situación táctica responde al hecho de que posibilita batir por el fuego grandes extensiones de terreno al mismo tiempo que permite tener un amplio campo de observación sobre zonas enemigas.

Uso

Ocupado por una unidad tipo pelotón, compuesta por 11 hombre, dos ametralladoras medias del tipo Alfa y elementos de observación. Conocido como un puesto de observación y tiro dominaba el Barranco de la Hoz y las dos fuentes de aprovisionamiento existentes en el mismo. Su ubicación permitía realizar fuegos superpuestos de ambas ametralladoras que abarcaban todo el paso del barranco, además de controlar el camino de acceso desde los extremos de la obra.

Medio Natural

Presente en toda la zona, la sabina es un árbol que constituye una autentica reliquia del Terciario. Tiene un crecimiento muy lento y un porte esbelto e irregular. Su resistencia a la sequía y a los extremos climáticos le permite ocupar áreas no aptas para los demás árboles. La madera de este árbol es imbatible por los insectos debido a su resina. En esta zona, lo encontramos junto al pino silvestre y la encina.

Batalla Barranco de la Hoz

Contra estas posiciones tuvo lugar la conocida 2a Batalla de Sarrión en septiembre de 1938. El ejército de La República lanzó una ofensiva contra la División 85 del Ejército de Franco con el objeto de aliviar la presión que éste ejercía en el Ebro y facilitar la ejecución del llamado “Plan P” (que consistía en realizar amplias ofensivas en otros frentes de la geografía española).

Las posiciones defensivas estaban en ese momento en manos del ejército de Franco, contra el que se produjo un ataque por parte del ejército de la República que debía romper el frente entre el alto del Buitre y la Muela de Sarrión, con el objeto de cortar la carretera Teruel-Sagunto y el ferrocarril que enlaza ambas ciudades. 

En la mañana del 18 de septiembre se inició el combate y el Ejército de la República obligó a determinadas unidades, batallones de Carros y Bailen, a retirarse a posiciones más retrasadas, dejando al descubierto el flanco derecho de la Agrupación de Infantería de Marina del Ferrol.

Ésta se retiró a la Loma de Sarrión, donde resistió durante varios días hasta la llegada de las reservas del cuerpo del ejército de Castilla, que obligaron a las fuerzas de la República a retroceder a sus posiciones iniciales, a la altura de Segorbe y Viver (la línea defensiva XYZ), con lo que el frente volvía a quedar en la misma situación que a principios de septiembre.

Puesto de Mando Tipo Compañía (1)

Estas edificaciones responden a la necesidad de obtener la mayor protección posible para las personas que las ocupan, ya que son el “cerebro” de la compañía. Su construcción suele realizarse aprovechando elementos existentes ya que su ubicación no depende de su visibilidad porque los observatorios son sus verdaderos ojos.

Una vez en d interior, se aprecian unas dimensiones que permiten la disposición de literas superpuestas, alguna mesa de operaciones, así como una chimenea de campaña. Tiene un encofrado de hormigón con una capa superior de tierra y piedras, que protegen parcialmente de la caída de proyectiles.

Emplazamiento Táctico

Este puesto de mando, en concreto, está situado en el centro del conjunto, aunque también podían situarse lateralmente, pero siempre debían estar bien comunicados para así poder ejercer la acción de mando en tiempo real, sin necesidad de elementos intermedios.

Uso

Es el cerebro como hemos señalado anteriormente, de la posición defensiva de la unidad tipo compañía y, por tanto, desde él se ordenan, coordinan y rectifican decisiones.

Ramales de enlace (2)

Son las líneas que vertebran al conjunto del sistema defensivo y abarcan el grupo de la loma, la comunicación con la colina y los búnkeres de enfrente.

Los ramales que descienden desde el camino hasta la vaguada del valle se denominan ramales de canalización y se trata de caminos a cubierto para transitar por la posición.

Emplazamiento Táctico

Su empleo deber permitir:

  • Una fácil circulación por ellos.
  • Una protección contra el tiro de enfilada (tiro con el objetivo a la vista).
  • Un efecto menos de los proyectiles explosivos que puedan caer dentro.
  • Una defensa fácil de los mismos sin son ocupados por el enemigo.

Uso

Las diferentes zonas de ejecución de los ramales de enlace admiten diferentes utilizaciones:

  • En zigzag, que se adapta bien al terreno y permite, llegado el caso, el tiro de enfilada. Sin embargo, para facilitar la circulación e el enmascaramiento, se aconseja redondear los ángulos.
  • Ondulado, que evita el peligro de las alineaciones demasiado largas y permite una circulación más fácil, así como el tiro en todas direcciones. Para facilitar su enmascaramiento, se recomienda evitar la regularidad de las ondas.

Abrigo de Tropa (3)

Genéricamente podemos establecer dos tipos de Abrigo de Personal: 

  • los realizados para defender a la tropa de la inclemencias del tiempo y que, a su vez, sirven para esparcimiento del soldado cuando no está en su puesto de combate.
  • los que a su vez proporcionan protección contra los ataques aéreos y fuego artillero. Suelen realizarse para unidades tipo pelotón o sección y su capacidad varía entre 11 y 30 hombres.

Este tipo de construcción no obedece a ninguna finalidad táctica y la prioridad de su construcción depende más del tiempo que se vaya a estar en el lugar que de la potencia de fuego del enemigo. Su forma general suele ser ovalada y con una cubierta acorde al entorno del terreno.

  • los realizados para defender a la tropa de la inclemencias del tiempo y que, a su vez, sirven para esparcimiento del soldado cuando no está en su puesto de combate.
  • los que a su vez proporcionan protección contra los ataques aéreos y fuego artillero. Suelen realizarse para unidades tipo pelotón o sección y su capacidad varía entre 11 y 30 hombres.

Este tipo de construcción no obedece a ninguna finalidad táctica y la prioridad de su construcción depende más del tiempo que se vaya a estar en el lugar que de la potencia de fuego del enemigo. Su forma general suele ser ovalada y con una cubierta acorde al entorno del terreno.

Interiormente se construye una plataforma a la que se dota de un entarimado para aislar a la tropa y un ramal de acceso, con entrada y salida, para facilitar su tránsito. Las chimeneas que se encuentran en el tondo del habitáculo, que solo se pueden encender de noche, sirven para calentar el rancho y los paquetes qua a menudo envían los familiares.

Emplazamiento Táctico

Su emplazamiento táctico debe permitir el poder acceder fácilmente a los puestos defensivos situados en los laterales del conjunto.

Uso

La finalidad táctica de estos refugios deriva de la importancia de proteger al soldado así como de aliviarlo de la tensión de la situación. En ocasiones se han utilizado como puestos de socorro avanzado e incluso como depósitos de munición de armamento portátil.

Puesto de Observación (4)

Ojos y oídos del Mando, en ocasiones se convierten en verdaderos puestos de mando. Normalmente son obras realizadas a barbeta (utilización del terreno sin modificar sus condiciones naturales y completadas conforme avanza el tiempo que dura la permanencia en la posición defensiva y en las que prevalece generalmente la ocultación sobre la seguridad. Cuando se complementan con armas reciben el nombre de “puestos de observación y tiro”.

Se clasifican por su misión en:

  • puestos de observación próxima (armas ligeras de Infantería)
  • puesto de observación lejana (artillería)

Las comunicaciones entre el observatoria y el puesto de mando se realizan por sendas desenfiladas. trincheras o ramales cubiertos, perfectamente enmascarados, unido a una severa discipiina en el tránsito para evitar en lo posible su localización.

Emplazamiento táctico

Tácticamente no tienen un puesto fijo en el despliegue defensivo, ya que es el terreno enemigo el que obliga a su ubicación. En este puesto de observación, en concreto, podemos observar su situación dominante sobre la Rambla de la Hoz.

Uso

Tácticamente sirven para dos funciones perfectamente diferenciadas:

  • Para observar los movimientos enemigos en proximidad.
  • Para la corrección del tiro de las Unidades de Artillería y morteros de Infantería

Medio natural

En la parte más alta destaca una cumbre redondeada, desde la que se observa un paisaje tapizado por una gran cantidad de manchas de color verde oscuro que se conocen botánicamente:  como piel de leopardo. Estas manchas corresponden a las sabinas y enebros rastreros, pequeños árboles en forma de matorral que no sobrepasan el medio metro de altura y que dan cobijo a una variada fauna.

Nido de Ametralladoras (5)

Cuando una posición defensiva era atacada, uno de los principales inconvenientes que se encontraba el agresor era la potencia de fuego que proporcionan las ametralladoras medias y ligeras.

Realizadas generalmente de obra, constituyen un conjunto de aberturas o aspilleras donde se sitúan los sirvientes (soldado adscrito al manejo de un arma) y son de difícil neutralización, Baten amplias zonas de terreno y son, junto con las bombas de mano, el enemigo natural de los soldados de a pie a la hora de intentar alcanzar el cuerpo a cuerpo.

Emplazamiento Táctico

Los nidos se encuentran en los extremos del sistema defensivo de sección y se alternan con los pozos de tirador, En este sistema defensivo se han identificado hasta seis nidos que permitían defender la sección por ambos flancos.

Uso

Este nido proporcionaba a la unidad suficiente capacidad de fuego, batiendo zonas fuera del alcance de las armas ligeras y complementando las zonas de obstáculos tanto naturales como artificiales, como por ejemplo las alambradas.

Puesto de Mando de Batallón (6)

Mientras la brigada se considera la menor de las grandes unidades, el batallón es la mayor de las pequeñas unidades, siendo base de situación tanto ofensiva como defensiva.

Los batallones en infantería y los grupos en caballería y artillería constituyen la base defensiva de toda posición.

El jefe del puesto de mando, cuya situación elegía él personalmente, estaba apoyado por su plana mayor, jefes y oficiales, y por los elementos descriptivos de la batalla como planos, informes, estadillos de personal y de bajas, etc.

Se construían de forma que desde el aire no pudiera delatarse su emplazamiento al enemigo.

Emplazamiento táctico

Su situación táctica depende del despliegue de las unidades subordinadas. Generalmente se sitúa a retaguardia.

Este puesto de mando de batallón, en concreto, se encuentra en una colina y cuenta con un pequeño sistema defensivo propio, constituido por unos ramales que acaban en pozos de tirador.

Uso

Al ser el corazón de la posición, donde está situado el mando, atiende a unas serie de conceptos estratégicos y de tácticas militares que permiten batir las posiciones enemigas.

Sabías que …

El avión conocido como chato recibe su nombre de los aviadores republicanos que lo denominaron así por el peculiar perfil que su motor radial M-25 de 9 cilindros en estrella y refrigerado por aire, le proporcionaba.
Los aviadores naciones, creyendo erróneamente que se trataba de un avión estadounidense, le llamaron inicialmente Curtiss.

La segunda Batalla de Sarrión formó parre de una de las batallas más importantes de la Guerra Civil española: la Batalla del Ebro. Todas las estrategias y tácticas empleadas en ella fueron decisivas y, posteriormente, el ejército alemán, en lo ll Guerra Mundial, empleó y desarrolló tácticas conocidas como este tipo de tácticas como guerra relámpago.

Las agrupaciones de combatientes extranjeros más famosas que estuvieron implicadas en las batallas de Sarrión fueron:

  • Por parte del Ejército Republicano las Brigadas Internacionales, con voluntarios de todo el mundo y la Columna de Hierro, conocida por su avance desde Valencia hacia Teruel, pasando por Sarrión
  • Por parte del Ejército Nacional, la Legión Cóndor, enviada desde Alemania, y el Comando Truppe Volontarie, perteneciente al Ejército Italiano.

La vida en tos trincheras fue extremadamente dura para los combatientes ya que sufrían todo tipo de incomodidades como la sed, el hambre, las enfermedades, las infecciones, el calor, el frío y, sobre todo, la añoranza.
Pero uno de los aspectos al que casi todos los testimonios aluden era el miedo provocado por la incertidumbre de la noche, dado que la quietud y el silencio invitaban a pasarla pensando que al día siguiente habría nuevas bajas.

Uno de los inviernos más fríos del siglo XX fue entre 1937 y 1938, con ventiscas de nieve y temperaturas que descendieron hasta los -20 º C, lo que produjo numerosas bajas entre los combatientes de ambos bandos.
Igualmente se vieron seriamente afectados el armamento y material de guerra de campaña, especialmente los vehículos de motor, así como los instrumentos ópticos de puntería, alzas de tiro y telémetros.

Geográficamente nos encontramos en la sierra de Javalambre, un macizo montañoso que alberga ámbitos naturales de gran atractivo, que forman parte de la Red Natura de la CEE y que cuentan con una cota máxima en el pico de Javalambre (2020 m de altitud).
En la Era Secundaria el mar inundaba toda esta zona, pero con el ascenso que las montañas sufrieron en la Era Terciaria las partes más bajas se elevaron. Esta es la explicación de la abundante existencia de fósiles que podemos encontrar en esta área.

A las ametralladoras ligeras se les conocía con el nombre de las tartamudas por su relativo y repetitivo silencio entre proyectil y proyectil.
Algunas de las armas utilizadas fueron:

  • Fusil de asalto Mauser 7,65
  • Ametralladora tipo Alfa
  • Granada de mano Lafitte
  • Mortero Valero
  • Mortero de calibre 81 mm
  • Cañón de artillería de montaña 75/22
  • Cañón de artillería de campaña 105/11
  • Cañones antiaéreos
  • Ametralladoras antiaéreas

La Legión Cóndor que envió Alemania para apoyar al ejército de Franco, disponía a finales de 1937 de más de 450 aviones, entre ellos el revolucionario caza monoplano Messerschmitt Bf-109B-2, que se reveló muy superior a los cazas rusos.
Los italianos también actuaron con bombarderos como el trimotor Savoia Marchetti SM-79 Sparviero o los cazas biplanos FIAT CR.32, popularmente conocidos entre los aviadores del ejército de Franco como Chirris