El 3 de junio del 2017 el escalador norteamericano Alex Honnold superó los casi mil...

El 3 de junio del 2017 el escalador norteamericano Alex Honnold superó los casi mil metros de la famosa pared del Capitán (Parque Natural del Valle de Yosemite en Estados Unidos), sin cuerdas, ni otros medios auxiliares, empleando en la larga y comprometida ascensión, solamente su fuerza y depurada técnica, dando pruebas de una preparación física, control y seguridad en sí mismo que rebasa toda comparación con los logros alcanzados en los momentos actuales por el escalador ante sus propias limitaciones. La impresionante escalada fue filmada y, presentado el documental a la Gala de los Oscar 2019 de Hollywood, ha merecido la distinción de la preciada figura, icono del cine comercial.

Alex, nacido en 1985, es el escalador “Free”-Solo-, por excelencia y por la magnitud del desafío asumido en la difícil y dura escalada en una de las paredes más famosas del mundo: en ningún momento se sujetó a alguno de los seguros, afrontando los más delicados pasos con el máximo rigor en los movimientos, a sabiendas que, el más mínimo fallo o una equivocación en el itinerario, significaba la muerte: la acrobacia asido a la roca en estas condiciones extremas, sin escapada, no concede margen para el error, exigiendo una concentración sin vacilaciones, sin reposo físico ni mental. Alex ha escalado repetidas veces la imponente pared, haciendo cordada junto a compañeros y utilizando cuerdas y todos los dispositivos de seguro disponibles, digamos, de manera clásica. Pero lo que deja completamente perplejo y admirado ante la hazaña de Alex, es que se cayó varias veces en el paso clave de la vía y que, la cuerda y los seguros que ha rechazado en su fabulosa escalada solitaria, le salvó la vida. ¿Cómo es posible hacer frente al paso a sabiendas del riesgo tan elevado, sin escuchar la imperiosa llamada del miedo?: impresiona su desdén ante la muerte.

Follow Alex Honnold as he becomes the first person to ever free solo climb Yosemite's 3,000ft high El Capitan Wall. With no ropes or safety gear, he completed arguably the greatest feat in rock climbing history.

Desde los tiempos del alpinismo romántico en sus albores, se suceden los hechos memorables que pasan página de los límites del hombre afrontando los obstáculos físicos del relieve para alcanzar la cumbre. Facilidad y rapidez de desplazamientos, aprendizaje y técnica, experiencias acumuladas, formación física, escuelas de escalada, paredes equipadas, materiales más resistentes en tejidos y útiles de escalada… han desplazado, generación tras generación de montañeros, la intangible frontera de lo “imposible”, superando el techo de las conquistas precedentes y marcando la transición a una nueva etapa con estilo e manera innovadora, ante el permanente desafío de la montaña de dificultad.

Entre las decisiones personales frente a las montañas en la manera de subirlas, está la aventura en solitario, prescindiendo del apoyo físico y moral de la unidad humana de la cordada, sin descartar la cuerda y elementos técnicos auxiliares que permitan el descanso y, en un momento determinado, renunciar a la escalada. Otra cosa es prescindir por completo de todos estos elementos de seguridad al estilo de Alex en el Capitán, que supone el encuentro del hombre ante sí mismo y sus limitaciones, en un espacio mental difícilmente abordable de extremo riesgo, de inseguridad, con la muerte como compañera en la imponente pared.

El miedo nos protege del peligro, el instinto de conservación como una condición inscrita en nuestra ADN, asegura la supervivencia. ¿Qué hay en la mente de Alex Honnold asumiendo condiciones tan extremas venciendo al miedo, donde la posibilidad de perder la vida es tan elevada? No creo tenga la psicología del suicida: para dejarse caer en el vacio no hace falta tanta preparación (diez años, según tengo leído), es, pues, el RETO como explicación, el proyecto personal de superación de si mismo que ha llevado a Alex a una memorable escalada, unido al deseo de vivir y sentir el alcance de la proeza lograda. El reto permanente individual y colectivo que constantemente se plantea el hombre en su evolución en todo orden y ante el mundo que le rodea, y el proyecto de superarlo, ha hecho de la especie humana -para bien o para mal-, lo que somos. Si bien ya no se sabe dónde está el límite de la aventura del hombre en la superación de lo “imposible”, la hazaña de Alex pasa a la historia y, es (de momento), y a mi juicio, difícilmente superable.

Rafael Cebrián Gimeno

Fuente de las fotos:
https://www.spectator.co.uk/2019/02/if-i-get-an-adrenaline-rush-somethings-gone-wrong-an-interview-with-free-solos-alex-honnold/
https://www.climbing.com/news/alex-honnold-completes-first-free-solo-of-el-capitan/
https://www.bustle.com/p/how-to-watch-free-solo-in-the-uk-because-this-rock-climbing-documentary-has-got-everyone-talking-15922818
https://www.breweryarts.co.uk/event/free-solo/attachment/free-solo-2/
https://www.redbull.com/mx-es/free-solo-entrevista
https://4semanasdeenfoque.wordpress.com/2017/06/05/alex-honnold-free-solo-el-capitan/